Electrólisis percutánea musculoesquelética (EPM)

Es una técnica de fisioterapia mínimamente invasiva que consiste en la aplicación ecoguiada de una corriente galvánica a través de una aguja de acupuntura que produce un proceso inflamatorio local. Esto permite la reparación del tejido blando afectado. Esta innovadora técnica permite que se produzcan cambios biológicos, mecánicos, biomecánicos y funcionales en un tejido músculo-esquelético, debido al paso de la corriente eléctrica continua. Gracias a esta técnica logramos una recuperación eficiente y eficaz.

Los efectos del tratamiento EPI ya han sido demostrados en procesos de carácter degenerativo.

Indicaciones

  • Tendinopatias crónicas
  • Fascitis plantar
  • Bursitis
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Contracturas musculares
  • Contracturas musculares
  • Periostitis tibial
  • Roturas musculares