Sobre nosotros

En Theram somos especialistas en psicología del deporte y atención temprana.

En Theram, somos psicólogos experimentados y versátiles, con una amplia formación y experiencia tanto en el ámbito académico como en el laboral. Hemos demostrado nuestro compromiso con el campo de la psicología a través de nuestra participación en varios voluntariados en la Universidad de Navarra, incluyendo la evaluación neuropsicológica en los trastornos del desarrollo, el diseño y validación de pruebas de evaluación, y la evaluación de memoria y atención en niños. Completamos el Máster en Psicología General Sanitaria en la UNIR. También tenemos un Máster en Fisiología, Fisioterapia y Psicología del Deporte, donde colaboramos con el club deportivo Mutilvera y en el club Mulier. Con una sólida formación en psicología clínica, hemos trabajado como psicólogos, asesores, orientadores y coaches y como terapeutas y educadores. Además, hemos acumulado experiencia como educadores sociales y como profesores adjuntos y entrenadores cognitivos. Constantemente buscamos nuevas oportunidades para mejorar nuestras habilidades y conocimientos, habiendo completado numerosos cursos académicos en diversos temas. Somos colegiados en el Colegio Oficial de psicólogos de Navarra.

Nuestro trabajo

El enfoque terapéutico integral se basa firmemente en el reconocido y efectivo modelo cognitivo-conductual. Este modelo plantea una interconexión profunda y sustancial entre los pensamientos, las emociones y los comportamientos humanos. Se sostiene que los pensamientos y creencias tienen un impacto directo y poderoso en las emociones y comportamientos. Del mismo modo, las emociones y comportamientos pueden, a su vez, afectar los pensamientos y creencias. Esta interrelación es la piedra angular del enfoque terapéutico. En resumen, la terapia se centra en una detallada exploración y modificación de los pensamientos y comportamientos del individuo. El objetivo es fomentar cambios positivos y duraderos en las emociones, con el fin de mejorar la calidad de vida y promover el bienestar. Se cree que cambiando los pensamientos y comportamientos, se pueden cambiar las emociones y, en última instancia, la vida.

En resumen, la terapia cognitivo-conductual se basa en cómo nuestros pensamientos y acciones afectan nuestras emociones. El objetivo es cambiar pensamientos y comportamientos para mejorar nuestras emociones y nuestra vida.